• ¿Se puede evitar que el perro muerda cosas?

    La respuesta a esa pregunta es corta y contundente: no. Masticar cosas es algo natural y necesario para los perros. Esta conducta es más común durante el cambio de dientes, alrededor de los cuatro meses, pero es normal a cualquier edad.

    Como es una conducta engranada en los genes de la especie canina, es imposible de eliminar sin causar daños colaterales. Muchos adiestradores tradicionales usan el castigo para intentar eliminar esta conducta, pero generalmente no tienen éxito. Y cuando tienen éxito, los perros desarrollan otras conductas que pueden ser incluso más problemáticas, como fobias a diferentes objetos o ambientes, agresión, micción por sumisión y otras.

    Por eso, no es recomendable que intentes hacer que tu perro deje de masticar cosas, ya que solamente te encontrarás con nuevos problemas. Lo mejor, tanto para solucionar el problema como para ayudar al perro a expresar sus conductas naturales, es redirigir la conducta hacia juguetes resistentes que tu perro pueda masticar sin causar problemas.

    Ten en cuenta que tu perro puede no haber masticado nada en toda su vida, y empezar a hacerlo en cualquier momento. En todos los casos es recomendable enseñarles a los perros a masticar juguetes permitidos y no otras cosas.

  • Prevenir que el cachorro se vuelva destructor

    Una de las primeras cosas que deberás enseñarle a un nuevo cachorro o a un perro adulto que recién adquieres, es a no masticar los muebles, las plantas, tus zapatos y otras cosas que no son juguetes de perros.

    Para enseñarle a no masticar cualquier cosa, lo mejor que puedes hacer es enseñarle al cachorro a masticar solamente sus juguetes y no ofrecerle otras cosas para jugar. Mucha gente les ofrece a sus cachorros medias o zapatillas viejas para que jueguen y luego se quejan cuando los perros mastican zapatillas o medias nuevas. Los perros no distinguen entre las zapatillas viejas y las nuevas, así que evita que tu cachorro juegue con cualquier cosa o lo estarás entrenando para masticar todo lo que encuentra.

    Para enseñarle a un perro a masticar solamente sus juguetes, los mejores juguetes son los juguetes interactivos que pueden ser rellenados o juguetes de inteligencia. Simplemente rellenas los juguetes con comida apetitosa para tu perro y listo, el adiestramiento se realiza automáticamente. Tu perro empezará a masticar su juguete para conseguir la comida que hay dentro. Después de varias sesiones, tendrá una mayor probabilidad de masticar sus juguetes que de masticar otras cosas, porque masticar sus juguetes es reforzado con la comida.

    Obviamente, los juguetes para este entrenamiento deben ser resistentes y duraderos, porque en caso contrario se pueden fragmentar y poner en riesgo la vida de tu perro. Los mejores juguetes para esto son los de goma dura y las marcas más recomendadas son: Kong®, Goodie Ships® y Buster cube®. También existen unos huesos comestibles que duran mucho, pero hay que reemplazarlos cuando se acaban.

    Cuando hayas decidido qué juguetes va a tener tu perro, puedes usarlos para que tu mascota se quede a solas sin destruir nada. Antes de salir de casa le dejas dos o tres juguetes rellenos de comida a tu cachorro para que se entretenga y listo, él tendrá algo que hacer durante tu ausencia. Por supuesto, mientras tu cachorro todavía no mastique frecuentemente sus juguetes, es mejor que lo dejes en un lugar en que no pueda masticar otras cosas.

    Sin embargo, si tu perro todavía no sabe cómo se usan los juguetes interactivos, debes enseñarle a hacerlo, de la siguiente manera:

    • Llena un juguete con pedacitos de comida agradable y muéstraselo a tu perro. Luego, estimula a tu cachorro a jugar con ese juguete, moviéndolo de un lado a otro o lanzándolo. Haz esto antes del horario de comida del cachorro. Cuando tu perro saque la comida del juguete, estará reforzando positivamente la conducta de masticar su juguete y no otra cosa.
    • Una vez que tu perro sepa cómo sacar la comida de su juguete interactivo, empieza a dejarle dos o tres de éstos escondidos en lugares en que sea relativamente fácil que los encuentre, y uno en un lugar muy visible, cada vez que lo dejes solo. Entonces, tu perro empezará a buscar sus juguetes además de masticarlos. Esta es una estrategia similar a la que se usa en zoológicos para enriquecer el ambiente de los animales cautivos, ayudando así a preservar su estado emocional y estimulando su mente.

    Asegúrate de reducir la cantidad de comida diaria que le das diariamente a tu perro en función a cuánta comida le pones en los juguetes, para evitar que engorde excesivamente. Puedes consultar con el veterinario para que te aconseje qué cantidad de comida reducir en la ración diaria según el tamaño, la edad y la raza de tu perro.

    También varía la comida que pones dentro de los juguetes interactivos. Algunas veces pon comida sólida en trocitos, otras veces pon comida untable (comida húmeda, chunks, paté para perros, etc.). De esta manera harás más entretenido el tiempo que tu perro pasa solo.

    Ten presente que la comida que pongas en los juguetes no debe salir de una sola vez. Tu perro debe pasar mucho tiempo sacando la comida, para que se entretenga y para reforzar la conducta de masticar el juguete. Por eso es necesario que la comida que pones en esos juguetes esté cortada en trocitos o sea untable, así tu perro sacará los trocitos poco a poco o pasará mucho tiempo lamiendo el juguete. Consulta con el veterinario qué comida recomienda para que tu perro se entretenga con estos juguetes (ten en cuenta que esta estrategia puede alterar de alguna manera la nutrición y los horarios de comida de tu perro, por lo que es bueno hablarlo con el veterinario).

    A medida que tu cachorro muestre una mayor predisposición a masticar solamente sus juguetes, puedes empezar a darle más libertad dentro de la casa cuando se quede solo, aumentando gradualmente los cuartos en los que le permites estar sin supervisión.

    En la imagen podéis observar un kong:

    Prevenir que el cachorro se vuelva destructor

Articulo obtenido de EXPERTOANIMAL

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies